Instituto para el Desarrollo Educativo y Socioeconómico Regional




Noticias

 

Nº 61 | 08 - 2012
Comprender el trabajo para poder transformarlo

Tradicionalmente, la Industria Frigorífica es señalada como riesgosa para los trabajadores que en ella se desenvuelven. En la última década, los índices de accidentes de trabajo en este sector de la economía se han mantenido altos. En Argentina, según datos del Instituto de Estudios Estratégicos y Estadísticos de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), esta actividad triplica la media nacional del índice de incidencia de accidentes de trabajo/enfermedades profesionales.

¿Pero cuáles son las condiciones específicas del sector que permiten estos índices tan desfavorables?

El ámbito de trabajo frigorífico es un ambiente ruidoso, frío, húmedo, con gran cantidad de restos animales en el piso, pisos resbaladizos, donde se desenvuelven gran cantidad de trabajadores en un mismo sector y donde se trabaja muchas veces con animales vivos, con el riesgo aumentado que esto implica. Además los trabajadores cuentan con el cuchillo, que a la vez de ser la principal herramienta de trabajo, es fuente reiterada de accidentes y enfermedades laborales. En los diferentes roles laborales los movimientos repetitivos, posturas forzadas y esfuerzos excesivos abren paso a los Trastornos Músculo-esqueléticos. Un hecho significativo es una sub-notificación de los eventos ocurridos por parte de los Servicios de Medicina Laboral, lo que lapida los esfuerzos en descubrir los sitios más riesgosos. Los riesgos descriptos, se combinan con factores relacionados con la organización del trabajo determinando el complejo entramado de salud laboral en esta actividad económica. Es por estos motivos que el objetivo debe ser implementar políticas que permitan adquirir una cultura de seguridad para reducir los accidentes y a la vez mejorar la productividad. He aquí un ejemplo:

¿De qué manera pueden evitarse las lesiones de espalda en estos trabajadores?

Es frecuente escuchar, entre quienes se desenvuelven en Seguridad Industrial, el argumento de que las fajas dorso-lumbares de trabajo actúan como un “recordador” constante al trabajador de adecuar la postura de trabajo. Sin embargo, el Instituto estadounidense Nacional de Trabajo Seguro y Saludable, asegura que “hay poca evidencia científica de que las fajas recuerden a los trabajadores evitar las posturas incómodas y las cargas pesadas”. Muchas veces el uso de la faja puede dar a los trabajadores la falsa sensación de sentirse indestructibles, y llevarlos a realizar conductas de riesgo para su columna vertebral. Para evitar las conductas de riesgo, los trabajadores deben conocerlas y dimensionar el alcance de las mismas sobre su propio cuerpo y la producción en la que se desenvuelve.

A pesar de no considerarse a estas fajas como una medida adecuada de protección de las lesiones de columna, es necesario buscar opciones para su protección dada la alta frecuencia de este tipo de lesiones entre los trabajadores frigoríficos. La medida que resulta más efectiva en prevención de afecciones del raquis es la implementación de programas ergonómicos que se centren en rediseñar las tareas laborales para adaptarse a las necesidades de los trabajadores. Estos programas ergonómicos deberían incluir la instrucción de la metodología de adecuado levantamiento manual de carga de objetos (sólo permitido cuando la automatización y la gravedad no resultan ser prácticas para el desenvolvimiento del rol laboral en cuestión), ya que es ésta la forma que demuestra prevenir con mayor virtud las lesiones de espalda.

Técnica de adecuado levantamiento de objetos pesados

Los métodos adecuados de levantamiento y manipulación sirven de protección contra las lesiones y facilitan el trabajo. Es necesario instruir a los trabajadores en los siguientes puntos, que con el tiempo se convertirán en un hábito y evitarán gran cantidad de lesiones:

• Primero, hay que determinar cual va a ser el destino final de la carga. Mientras mira hacia adelante con su mentón ligeramente metido hacia adentro, lenta y suavemente flexiona las rodillas y las caderas, con la espalda plana inspira aire con el abdomen, con los brazos ligeramente flexionados. Los músculos de las piernas son los más largos y potentes del cuerpo humano, no los de la espalda y los brazos, por eso la fuerza debe ser ejercida por ellos. El objeto debe ser tomado usando de las palmas, no solo de los dedos, y mantenido (al levantarlo o bajarlo) lo mas cerca posible del cuerpo, a una altura entre los hombros y mediados de la cadera, evitando cualquier torsión o inclinación. Siempre se debe girar el cuerpo como una unidad completa.

• Es importante ejercitar los músculos abdominales realizando stretching en el lugar de trabajo y haciendo ejercicios de levantamiento ligero de pesas con algún tipo de ejercicio aeróbico, además de mantener un adecuado peso corporal.

• Conserve una buena postura en todo momento manteniendo su cabeza erguida y sus hombros hacia atrás, alineando su cuello con su cuerpo.

• Deje de lado la creencia de ser “indestructible” y pida a sus compañeros ayuda para levantar algo que sospecha es muy pesado o es incómodo de hacerlo.

 


Lavalle 376 1A - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Copyright © 2008 INDESER