Instituto para el Desarrollo Educativo y Socioeconómico Regional




Noticias

 

Nº 60 | 07 - 2012
El control de los Riesgos del Trabajo favorece a empresas y trabajadores

¿Las inspecciones en el lugar de trabajo protegen a los trabajadores y conducen a las empresas a los despidos y la quiebra?

A finales de los años ochenta, luego de que la agencia estadounidense de Salud y Seguridad en el trabajo aplicara multas millonarias a un número reducido de fábricas que no llevaban adecuadamente sus registros de siniestros, se llegó al incorrecto análisis de que las inspecciones aumentaban las tasas de lesiones laborales, ya que se consideraban en él los informes de las plantas industriales similares no sancionadas, pero que en afán de no ser multadas comenzaban a registrar sus siniestros.

La mayoría de las inspecciones de los organismos de control no eran aleatorias y se centraban en aquellas empresas donde se habían registrado accidentes laborales o donde los trabajadores habían presentado quejas. Según el artículo científico publicado en la Revista Science, en mayo de este año, los establecimientos industriales inspeccionados al azar experimentaron una disminución en sus tasas de lesiones por accidentes y enfermedades laborales del 9.4% y una reducción del 26% del costo de las mismas. Al contrario de lo que piensan muchos directivos empresarios, el estudio demuestra que, las inspecciones están destinadas a mejorar la seguridad laboral sin socavar la capacidad de las empresas que cumplen las leyes para hacer negocios, sin atentar contra los puestos de trabajo y obligar a las de funcionamiento ilegal –que perjudican trabajadores y competidores- a cumplir las obligaciones de la vida en sociedad.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que el costo total de accidentes y enfermedades laborales es el 4% del PBI mundial, una cifra 20 veces superior a la asistencia oficial al desarrollo. Es imperativo pensar en evitar las enfermedades y accidentes para preservar la dignidad humana y evitar los enormes daños económicos que amenazan a la industria frigorífica y a las economías regionales. La industria frigorífica es la segunda en siniestralidad laboral, detrás del sector agropecuario, pero lo más grave es que se trata de una industria de mano de obra intensiva. Cada año los costos de las ART (a veces infructuosos al momento de la demanda judicial) y los pasivos por contiendas judiciales (que a partir del Fallo Aquino se permite que alcancen tanto a las ART como a las empresas), generan pasivos contingentes incalculables que consumen su capital y con ello sus puestos de trabajo. El efecto contrario logran las mejoras en Salud y Seguridad: el control y la consecuente prevención disminuyen las lesiones laborales y reducen sus costos, abriendo el camino a las inversiones.

 


Lavalle 376 1A - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Copyright © 2008 INDESER