Instituto para el Desarrollo Educativo y Socioeconómico Regional




Noticias

 

Nº 58 | 05 - 2012
Brucelosis: un flagelo común, pero prevenible, entre los trabajadores en la Industria Frigorífica

La Brucelosis es enfermedad PREVENIBLE con la que lamentablemente los trabajadores de la Industria Frigorífica conviven diariamente. También conocida como Fiebre Ondulante, es causada por distintas especies bacterianas del género Brucella, y se transmite fácilmente al hombre desde varias especies animales, entre ellas el ganado vacuno. Por lo que su prevención debe incluir a una población ocupacional determinada: ganaderos, operarios de mataderos y frigoríficos, veterinarios y técnicos de laboratorio, de esto surge que esté incluida en la ley de Enfermedades Profesionales (Ley 24.557) y no contemplarla adecuadamente deja el camino abierto para futuras acciones judiciales contra las empresas.

En América Latina el mayor número de casos de Brucelosis Humana se registra en Argentina, Perú y México. Mundialmente se reconocen 500.000 nuevos casos cada año. Entre los trabajadores frigoríficos argentinos se calcula que existirían 6000 enfermos por año.

Las vías más comunes de infección de Brucelosis entre los trabajadores de la industria frigorífica son el contacto directo de la piel (injuriada o erosionada) y sus conjuntivas con animales o sus derivados infectados, y la inhalación de aerosoles en ambientes contaminados. Los roles laborales más comúnmente afectados son: CORRALERO (por aborto producido en los corrales o llegada de toro con oorquitis brucelósica, que al orinar en el corral disemina aerosoles contaminados), DESPANZADOR (en contacto con vísceras infectadas), OPERARIO que RECIBE y SEPARA las VÍSCERAS en la noria de vísceras, OPERARIO de MENUDENCIAS ROJAS y AYUDANTE de VETERINARIO. Aunque estos roles sean los de mayor riesgo, no significa que el resto de los trabajadores de la planta no puedan estar expuestos y por ende sean plausibles de políticas de prevención adecuadas.

La Brucelosis puede empezar como una enfermedad febril aguda o seguir en forma insidiosa hasta la cronicidad, su espectro clínico es muy amplio y comprende desde formas asintomáticas hasta graves, donde se encuentran complicaciones que afectan al hígado, el bazo y los sistemas osteoarticular, urogenital, sanguíneo, cardiovascular y sistema nervioso central. El período de incubación (desde la infección hasta las manifestaciones clínicas iniciales) suele rondar las 2 a 3 semanas, pero puede prolongarse varios meses. He aquí la importancia de la vigilancia médica periódica que permitirá realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad e implementar un tratamiento adecuado a tiempo para mejorar su pronóstico. Existen métodos de diagnóstico que deberían realizarse cada 6 meses en trabajadores más expuestos. Estas son técnicas rápidas, poco costosas, que pueden ser realizadas en laboratorios bioquímicos de baja complejidad.

En la población ocupacional en riesgo la prevención debe basarse en: educación para la salud, disposición de infraestructura acorde con las tareas que se realizan, el uso de elementos adecuados (guantes, máscaras) y la vestimenta de protección, además de la vigilancia médica periódica ya mencionada. En los frigoríficos en particular, existen medidas ventajosas como la destrucción inmediata de úteros patológicos, la desinfección específica del área de faena, del instrumental utilizado en dicha área, de la indumentaria y el adecuado lavado de manos. Las campañas de prevención en áreas de riesgo no siempre se llevan a cabo con los recursos humanos y materiales necesarios, y es frecuente su interrupción por razones presupuestarias. De todas formas, el no invertir en prevención no asegura la indemnidad a los juicios por enfermedades laborales. Esto es debido a que, si bien las ART reconocen a la Brucelosis como tal, para el trabajador siempre queda la vía judicial que habilita la querella al empleador, sobre todo cuando no existe la prevención adecuada.

El diagnóstico y seguimiento temprano de esta enfermedad no sólo trae evidencias de mejor pronóstico y repercusiones socio-económicas para los que la padecen, sino que también evita el impacto económico sobre las obras sociales. Como la ley lo dispone, son las ART las que deben cumplir su obligación en materia de prevención, diagnóstico temprano y tratamiento específico debido al origen laboral de la enfermedad.

 


Lavalle 376 1A - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Copyright © 2008 INDESER