Instituto para el Desarrollo Educativo y Socioeconómico Regional




Noticias

 

Nº 56 | 04 - 2012
Sinergia entre la seguridad y la productividad: La seguridad en el trabajo es rentable

¿Cuales son los costos de prevenir accidentes laborales? ¿Un costo agregado o un ahorro asegurado?

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), casi 2.2 millones de personas mueren cada año en todo el mundo por causa de accidentes laborales y enfermedades profesionales, mientras que cerca de unos 270 millones son víctimas de lesiones graves no mortales y otros 160 millones caen enfermos por períodos largos. Esta organización calcula que el costo total de accidentes y enfermedades laborales es el 4% del PBI mundial, una cifra 20 veces superior a la asistencia oficial al desarrollo.

Aunque la inmensa mayoría de los episodios no trascienden, un accidente grave tiene repercusiones sobre la empresa, sus trabajadores y la comunidad. Por fortuna las catástrofes no abundan, pero por cada una de ellas que sucede se producen millones de accidentes de menor calibre que, sumados, tienen repercusiones sociales y económicas devastadoras en el plano local y nacional.

También hay que considerar el grado de daño económico que producen las enfermedades profesionales, ya que sus consecuencias crónicas aparecen como “epidemias judiciales”, debido a que las causas generadoras de las mismas actúan sobre muchas personas al mismo tiempo.

Desde INDESER, en conjunto con la Fundación Social aplicada al Trabajo (FUSAT), se está desarrollando un Programa para la Prevención de enfermedades y accidentes laborales con técnicos de primer nivel que han estudiado acabadamente el sector frigorífico en sus aspectos médicos, tecnológicos y jurídicos.

En el marco de este programa y comparando los datos de siniestros de la industria, se calculó que la ocurrencia de un accidente leve corto punzante en el sector de despostada, incluyendo cargas sociales del trabajador accidentado, costo de contratación de un reemplazo para el puesto, daños materiales, pérdida de producción o incremento del costo de producción y otros costos generales, el costo total de un accidente, es alrededor de $13.800. En contrapartida, el cálculo del costo de las medidas preventivas, que podrían haber evitado ese tipo de accidente, se obtiene que serían aproximadamente $7.750, un 56% del costo total del accidente, que no sólo prevendría este accidente sino más de uno de ellos, lo que apoya la afirmación de que prevenir es menos costoso que pagar las consecuencias de la no prevención.

Un accidente corto-punzante, producto de la no implementación de medidas de seguridad que, por redundar en incapacidad física y daño psicológico para el trabajador, llegó a instancias judiciales, en el año 2010 para la empresa damnificada implicó $546.860, incluyendo monto de la condena, intereses judiciales, honorarios de peritos y abogados más cargas impositivas.

¿Un estilo de vida saludable en el trabajo, es compatible con un menor costo para las empresas?

Las empresas que tratan de llevar a la práctica un plan de Salud y Seguridad en el trabajo han empezado a prestar especial atención a la reducción del número de accidentes y de enfermedades, pues son conscientes de que, con ello, pueden mejorar la motivación, confianza y productividad de sus trabajadores.

En la industria frigorífica un importante número de consultas y días perdidos por patologías osteomioarticulares trae aparejado un aumento en el ausentismo como también en el número de siniestros. Una empresa de avanzada del sector, durante el año 2010, puso en práctica (vía el departamento de Seguridad e Higiene-Salud Ocupacional) un programa interdisciplinario de Stretching Laboral o Técnica de elongación (es un método de elongación lenta y continua en una zona, que se acompaña de trabajo muscular moderado. Permite prevenir lesiones, mejorar la calidad de los movimientos y del esquema corporal, así como también liberar tensiones mentales y emocionales). Luego de la implementación de éste, se observó que disminuyeron significativamente las horas perdidas por parte del personal por las patologías mencionadas, mejorando su calidad de vida y reduciendo los costos directos de la compañía en la liquidación por ausentismo laboral. Según los cálculos se ahorraron alrededor de $60.660/mes.

Finalmente debe considerarse el nivel de las alícuotas reclamadas por las ART que por causa de la alta siniestralidad y la facilidad para imponer su precio, pueden llegar a niveles abusivos.

Del mismo modo que los accidentes laborales y las enfermedades profesionales son claramente perjudiciales en términos de productividad, la situación contraria también es cierta: Buenas condiciones de seguridad y salud en el trabajo son algo bueno para los negocios.

 


Lavalle 376 1A - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Copyright © 2008 INDESER